28 días para ser feliz. Día 11: no puedo vivir sin bailar. Bálsamo y energía. Lo tiene todo

11/28

Más y más y más… No puedo estar sin bailar y sin música.

Es un bálsamo, un acicate, un tranquilizante y un chute de energía. Es sentimiento y dejarse ir.

No me canso de bailar. Bailaría más y más. Y cuanto más estresada, más bailaría. Y cuanto más feliz, también.

Cuando bailas no importa si lo haces bien o mal. No importa el tamaño de tu cul* ni si empiezas a sudar (y yo sudo a chorros).

Que bailes un minuto o diez no importa, siempre desconecta, reconecta contigo, llega, toca, une, a mí me ha inmensamente feliz. A mí, si queréis organizarme una buena fiesta, no me traigáis litros de alcohol ni me llevéis a lugares ruidosos con mucho humo. Solo dadme una pista de baile, un podio incluso, y un grupo de amigas dispuestas a pasar de la salsa a Fangoria y de un temazo house a una Rafaela Carrá.

PD: va por ti, J. Te gustaba bailar tanto o más que a mí y es mucho decir. Aún no me creo que ya no estés para decirme ¿bailas?

#febreroenreels22

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s