Poemas para bodas que inspiran besos

Recientemente he asistido a un par de bodas y se avecinan un par más. Sabiendo que me gusta la poesía, una amiga que ha de leer en otro enlace me pidió consejo para encontrar el poema perfecto que hablara de amor y amistad. Difícil tarea, pensé, hay tantas poesías que me gustan! 


Pero cuando empecé a leerlas me di cuenta que algunas eras muy ñoñas, otras hablaban de desamor o de amores imposibles -nada adecuado- y algunas más eran textos kilométricos no aptos si noquieres  aburrir a los asistentes a la boda. Así que me lancé a buscar en San Google y me encontré con las mismas poesías una tras otra… A mí también me encantan Neruda y Bebedetti, pero dónde están Gil de Biedma, Cortázar, Gioconda Belli o las grandes canciones que son poemas de Joaquín Sabina? 

Bueno, aquí va mi particular selección de poemas y textos para bodas: 

Tus manos son mi caricia 

mis acordes cotidianos 

te quiero porque tus manos 

trabajan por la justicia 

si te quiero es porque sos 

mi amor mi cómplice y todo 

y en la calle codo a codo 

somos mucho más que dos 

tus ojos son mi conjuro 

contra la mala jornada 

te quiero por tu mirada 

que mira y siembra futuro 

tu boca que es tuya y mía 

tu boca no se equivoca 

te quiero porque tu boca 

sabe gritar rebeldía 

si te quiero es porque sos 

mi amor mi cómplice y todo 

y en la calle codo a codo 

somos mucho más que dos 

y por tu rostro sincero 

y tu paso vagabundo 

y tu llanto por el mundo 

porque sos pueblo te quiero 

y porque amor no es aureola 

ni cándida moraleja 

y porque somos pareja 

que sabe que no está sola 

te quiero en mi paraíso 

es decir que en mi país 

la gente viva feliz 

aunque no tenga permiso 

si te quiero es porque sos 

mi amor mi cómplice y todo 

y en la calle codo a codo 

somos mucho más que dos.

  • Cartas para Claudia, de Jorge Bucay. El Amor debe ser así para que sea duradero o no podrá ser.

Quiero que me oigas sin juzgarme.

Quiero que opines sin aconsejarme.

Quiero que confíes en mí sin exigirme


Quiero que me ayudes sin intentar decidir por mí.

Quiero que me cuides sin anularme
.

Quiero que me mires sin proyectar tus cosas en mí
.

Quiero que me abraces sin asfixiarme


Quiero que me animes sin empujarme.


Quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mí.

Quiero que me protejas sin mentiras
.

Quiero que me acerques sin invadirme
.

Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten.


Que las aceptes y no pretendas cambiarlas
.

Quiero que sepas… que hoy puedes contar conmigo…

Sin condiciones….

    Compañera 

    usted sabe 

    puede contar 

    conmigo 

    no hasta dos 

    o hasta diez 

    sino contar 

    conmigo 


    si alguna vez 

    advierte 

    que la miro a los ojos 

    y una veta de amor 

    reconoce en los míos 

    no alerte sus fusiles 

    ni piense qué delirio 

    a pesar de la veta 

    o tal vez porque existe 

    usted puede contar 

    conmigo 


    si otras veces 

    me encuentra 

    huraño sin motivo 

    no piense qué flojera 

    igual puede contar 

    conmigo 
    pero hagamos un trato 

    yo quisiera contar 

    con usted 
    es tan lindo 

    saber que usted existe 

    uno se siente vivo 

    y cuando digo esto 

    quiero decir contar 

    aunque sea hasta dos 

    aunque sea hasta cinco 

    no ya para que acuda 

    presurosa en mi auxilio 

    sino para saber 

    a ciencia cierta 

    que usted sabe que puede 

    contar conmigo.

    • Noches de boda, de Joaquín Sabina. Que es una canción que es como un poema, por si quieres ser original. Es claramente lo que desearía a unos recién casados para que el Amor dure y perdure.

    Que el maquillaje no apague tu risa, que el equipaje no lastre tus alas, 

    que el calendario no venga con prisas, 

    que el diccionario detenga las balas, 

    Que las persianas corrijan la aurora, 

    que gane el quiero la guerra del puedo, 

    que los que esperan no cuenten las horas, 

    que los que matan se mueran de miedo. 

    Que el fin del mundo te pille bailando, 

    que el escenario me tiña las canas, 

    que nunca sepas ni cómo, ni cuándo, 

    ni ciento volando, ni ayer ni mañana 

    Que el corazón no se pase de moda, 

    que los otoños te doren la piel, 

    que cada noche sea noche de bodas, 

    que no se ponga la luna de miel. 


    Que todas las noches sean noches de boda, 

    que todas las lunas sean lunas de miel. 


    Que las verdades no tengan complejos, 

    que las mentiras parezcan mentira, 

    que no te den la razón los espejos, 

    que te aproveche mirar lo que miras. 


    Que no se ocupe de ti el desamparo, 

    que cada cena sea tu última cena, 

    que ser valiente no salga tan caro, 

    que ser cobarde no valga la pena. 


    Que no te compren por menos de nada, 

    que no te vendan amor sin espinas, 

    que no te duerman con cuentos de hadas, 

    que no te cierren el bar de la esquina. 


    Que el corazón no se pase de moda, 

    que los otoños te doren la piel, 

    que cada noche sea noche de bodas, 

    que no se ponga la luna de miel. 


    Que todas las noches sean noches de boda, 

    que todas las lunas sean lunas de miel.

    • Táctica y estrategia, de Mario Benedetti. Porque en el Amor no hay reglas…

    Mi táctica es mirarte
    aprender como eres

    quererte como eres

    mi táctica es hablarte

    y escucharte

    construir con palabras un puente indestructible

    mi táctica es quedarme en tu recuerdo

    no sé cómo ni sé

    con qué pretexto

    pero quedarme en ti

    mi táctica es ser franca

    y saber que eres franco

    y que no nos vendamos simulacros

    para que entre los dos no haya telón

    ni abismos

    mi estrategia es en cambio

    más profunda y más simple

    mi estrategia es que un día cualquiera

    no sé cómo ni sé

    con qué pretexto

    por fin me necesites.

    • Auyentemos el tiempo, amor; de Gioconda Belli. 

    Ahuyentemos el tiempo, amor,

    que ya no exista;

    esos minutos largos que desfilan pesados

    cuando no estás conmigo

    y estás en todas partes

    sin estar pero estando.

    Me dolés en el cuerpo,

    me acariciás el pelo

    y no estás

    y estás cerca,

    te siento levantarte

    desde el aire llenarme

    pero estoy sola, amor,

    y este estarte viendo

    sin que estés,

    me hace sentirme a veces

    como una leona herida,

    me retuerzo

    doy vueltas

    te busco

    y no estás

    y estás

    allí

    tan cerca.

    • Julio Cortázar. Rayuela (Capítulo 7)

    Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

    Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

    (De Rayuela, 1963)

    • Jaime Gil de Biedma: Amor más poderoso que la vida: 

    Amor que tiene calidad de vida,amor sin exigencias de futuro,

    presente del pasado,

    amor más poderoso que la vida:

    perdido y encontrado.

    Encontrado, perdido…

    No te quedes inmóvil 

    al borde del camino 

    no congeles el júbilo 

    no quieras con desgana 

    no te salves ahora 

    ni nunca 

    no te salves 

    no te llenes de calma 

    no reserves del mundo 

    sólo un rincón tranquilo 

    no dejes caer los párpados 

    pesados como juicios 

    no te quedes sin labios 

    no te duermas sin sueño 

    no te pienses sin sangre 

    no te juzgues sin tiempo 


    pero si 

    pese a todo 

    no puedes evitarlo 

    y congelas el júbilo 

    y quieres con desgana 

    y te salvas ahora 

    y te llenas de calma 

    y reservas del mundo 

    sólo un rincón tranquilo 

    y dejas caer los párpados 

    pesados como juicios 

    y te secas sin labios 

    y te duermes sin sueño 

    y te piensas sin sangre 

    y te juzgas sin tiempo 

    y te quedas inmóvil 

    al borde del camino 

    y te salvas 

    entonces 

    no te quedes conmigo.

    • Soneto 45 de Pablo Neruda para las parejas que no saben estar lejos la una del otro o el otro del uno o la una de la otra…

    No estés lejos de mí un solo día, porque cómo,

    porque, no sé decirlo, es largo el día,

    y te estaré esperando como en las estaciones

    cuando en alguna parte se durmieron los trenes.

    No te vayas por una hora porque entonces

    en esa hora se juntan las gotas del desvelo

    y tal vez todo el humo que anda buscando casa

    venga a matar aún mi corazón perdido.

    Ay que no se quebrante tu silueta en la arena,

    ay que no vuelen tus párpados en la ausencia:

    no te vayas por un minuto, bienamada,

    porque en ese minuto te habrás ido tan lejos

    que yo cruzaré toda la tierra preguntando

    si volverás o si me dejarás muriendo.

    (…) Te quiero decir muchas cosas por medio de esta carta 

    y sinceramente te las mereces… 

    TU AMISTAD VALE MUCHO! 

    Te quiero decir que si mañana dejo de existir, 

    te observaré en el cielo, te cuidaré y, sobre todo, 

    abogaré por aminorar tu sufrimiento. 

    Te quiero decir que si dejas este mundo, 

    Dios no lo quiera, te recordaré y siempre te voy a querer, 

    cada noche hablaré contigo. 

    Quiero que sepas que te quiero mucho 

    y eso es algo muy importante para mí, 

    ya que hay veces que uno cree 

    que no es conveniente decirlo por cualquier razón. 

    Sé que debí decirte antes cuánto te aprecio, 

    pero si por alguna razón no nos volvemos a ver, 

    te dejo esta nota para que sepas lo mucho que te quiero. 

    Y si no alcanzaste a decírmelo y yo dejo de existir, 

    no te preocupes, que por el simple hecho de nuestra amistad 

    sabré que me aprecias. 

    Recuerda que nunca sabemos cuándo dejamos de existir, 
    por eso quiero decirte hoy con esto 

    ¡Que te aprecio mucho!

    Y si con todo esto ya no sabes qué decir en una boda, no sé qué más deciros. 

    Anuncios

    2 thoughts on “Poemas para bodas que inspiran besos

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s