Crónica de una fiesta sorpresa a los 40

A mi señor marido no le gusta estar en la redes sociales, pero de vez en cuando lo soporta porque a su señora mujer le gusta escribir en su blog y ya la “compró” con sus taras incluidas, ¿no era eso el amor?

A mi señor marido no le gusta ser el centro de atención (en redes sociales, que en la vida es otro tema) pero se aguanta porque a cambio recibe de vez en cuando piropos cumpleañeros, de amor o fiestas sorpresa en ocasiones especiales.

Cumplir 40 no es más qué un número pero tiene algo de redondo y mucho de excusa para juntar amigos y familiares que te digan con al grito de “sorpresa” que están ahí por ti y que te quieren.

Así que este fin de semana mi señor marido ha tenido su fiesta sorpresa gracias a la existencia de grupos de WhatsApp, de las ganas de vernos y sobretodo de la buena voluntad de los amigos, los que están ahí, sea en la lejanía o en lo cotidiano.

Y en las fiestas sorpresa ya se sabe que hay imprevistos:

  • Como prever restaurante apto para ir con una quincena de niños, que parece misión imposible pero existe gracias a lugares como el restaurante japonés Doble Zer00 donde comimos estupendamente, el servicio fue muy amable, y todo sin tener que preocuparnos por los niños que tenían una zona para ellos, juegos y dos fantásticas chicas que los atendían.
  • Imprevistos… Como que a última hora la coartada se te venga abajo: “nos han suspendido las clases”, “no la dejes irse, retenlo hasta medio día con cualquier excusa”. Y el amigo compinche venga dar vueltas y largas para pasar la mañana reteniendo al cumpleañero que solo quería irse casa.
  • Como que aquí su señora mujer le compre una postal de cumpleaños basándose en la portada y descubran al ir a firmar que dentro pone “FELIZ BODA”… Solución: taché “boda” y puse un 40 con boli… Si no metiera un poco la pata no sería yo misma 😅
  • Como que estés esperando al homenajeado y te choques con él en el pasillo… Silencio… Cara interrogante…. Grito “Sorpresa” y todos los invitados siguen hablando a la suya sin enterarse… “¡SOR-PREEEE-SAAAA!”… Y ahora sí, todos gritan a coro y empieza la fiesta 🎉

Menos mal que guardé el secreto hasta el final ante los niños porque en su emoción lo sueltan tooooodoooo. Como el día que encontraron una camiseta de Coco para su padre (que amablemente nos vendió Un papá como Vader, mira qué casualidad bloggeril), y al volver a casa…

– Papá, ¿a qué pronto es tu cumpleaños?

– Sí

– Y ¿a qué te gusta mucho Coco? ¿A que una camiseta de Coco te encantaría de regalo?

– 😳

– Que aún no la tenemos, ¿eh?, el regalo digo, que no lo tenemos, pero por preguntar…

Ahí estuve lista. Solo supieron que hacíamos una primera fiesta sorpresa con la familia el mismo viernes por la tarde, y nada del japonés con amigos hasta el sábado por la mañana… Que mira qué si después de tanto secreto se nos escapa…

Así que a pesar del gafe y la metedura de pata, el balance es positivo, y si el año pasado le hicimos la lista las 39 cosas que nos gustan de ti con los mellizos y el anterior recopilamos el porqué le queremos, este año nos hemos juntado para decirle en forma de sorpresa…

  1. Nos encanta verte sonreír,
  2. Poder sorprenderte,
  3. Con un restaurante nuevo,
  4. Los amigos de siempre,
  5. Los que están lejos,
  6. Pero siguen estando cuando los buscas,
  7. Y los que están siempre a la vuelta de la esquina.
  8. Nos gusta cuando te pones rojo,
  9. Sin poder evitarlo,
  10. Porque las sorpresas te hacen feliz,
  11. Y sonríes sin disimulo,
  12. Y haces aspavientos por la emoción.
  13. Nos gusta cuando bailas,
  14. Cuando cuentas anécdotas,
  15. Ridículas,
  16. Pero tan nuestras.
  17. Nos emociona compincharnos,
  18. Para sorprenderte,
  19. Y que si nos pillas te hagas el loco,
  20. Y nos dejes sorprenderte.
  21. Nos gusta que seas tan listo
  22. Y la vez tan ingenuo,
  23. Que entres por la puerta y pienses “qué casualidad, aquí también está mi hermano”,
  24. Que te emocione ver ese amigo de hace tantos, tantos, años,
  25. Que disfrutes del vino,
  26. El sushi,
  27. La compañía,
  28. Y los regalos.
  29. Y así podríamos seguir
  30. Hasta llegar a 40,
  31. Recordando que has ganado muchas historietas por el camino,
  32. Reconociéndote en aquella payasada,
  33. O en aquel momento en que tenias que estar,
  34. Y estuviste…
  35. Podríamos desearte feliz cumpleaños,
  36. O feliz boda 😉
  37. Pero… las listas son para acabarlas,
  38. Y esta, la de tus cuarenta,
  39. Se acaba diciéndote una vez más:
  40. Nos importas…

Y por eso los 40 fueron una buena excusa para felicitarte y vernos. FELICIDADES 🎈


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s