Asómate y sonríe 

Asómate y sonríe a la semana, aunque sea lunes. Asómate y sonríe.  Porque no te queda otra -igualmente-.  Porque las sábanas pegadas no son excusa. Ni el calor asfixiante. Ni los mosquitos que no dejan dormir.  Ni ese olor a mar que te pone nostálgica.  Ni el sol, ni la luna, ni nada…  Es lunes, … More Asómate y sonríe 

Soñar con las vacaciones… también es felicidad

Hay quien vive para las vacaciones y entre medias se arrastra por la vida en una eterna depresión postvacacional. Pero yo prefiero disfrutarlas por adelantando, soñando dónde iré, qué haré, con quién… Preparando rutas y planes. Mirando viejas fotos e imaginando las futuras. Y entre medias recuerdo lo acontecido y pienso en las siguientes, pero … More Soñar con las vacaciones… también es felicidad

Las conchas

Recoges conchas como si te fuera la vida en ello. Las buscas y rebuscas, las seleccionas: pequeñas, lisas, rugosas, con agujeros para hacer collares… Estas últimas son las de más valor. “Un euro cada una”, me dices mientras me las ofreces. Claramente el espíritu negociador te viene de algún otro gen que no es el mío. … More Las conchas

Los paraísos 

Cada cual tiene su propio paraíso. Puede ser un lugar, un árbol, un recuerdo de infancia, una relación, un libro… Hay quien tiene paraísos lejanos e inalcanzables, pero esos aunque están bien para soñar dan más ansiedad que placer y generan más frustración que felicidad. Yo prefiero los paraísos tangibles, cercanos, esos lugares nuestros en … More Los paraísos 

Seguir descansando

Tumbarte, relajarte, escuchar las olas, abrazarte porque el agua está helada y tiemblas, que me hagas un masaje al huntarme la crema, ver como tus hijos juegan relajados con la arena y a buscar caracolas, que una vocecita diga “adivina qué escribo en tu piel, pero cierra los ojos“… “Tu nombre?“, aventuro… Y que riendo … More Seguir descansando

Salta la olas

Salta las olas, seguro que recuerdas cómo hacerlo. Vigila la llegada de la ola con deleite. Toma impulso, pega un gritito de alegría y sorpresa cuando descubras que está fría. Salta. Vuelve a empezar. Salta las olas, las de verdad y las figuradas. Seguro que recuerdas cómo hacerlo!