Seguir descansando

Tumbarte, relajarte, escuchar las olas, abrazarte porque el agua está helada y tiemblas, que me hagas un masaje al huntarme la crema, ver como tus hijos juegan relajados con la arena y a buscar caracolas, que una vocecita diga “adivina qué escribo en tu piel, pero cierra los ojos“… “Tu nombre?“, aventuro… Y que riendo la vocecita diga “nooooo, ponía BONITA“. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s