Busca tu lugar y disfrútalo a consciencia

Yo soy feliz frente al mar. Oliendo el salitre y escuchando el vaivén de las olas. Podría vivir una temporada entre árboles en la montaña, junto a un lago o cerca de un río, pero en un momento u otro me faltaría el mar. Como decía Joan Manel Serrat, “nací en el Mediterráneo”. 

En invierno o en verano, hacer una pausa junto al mar es como volver a tu lugar y volver a empezar con las pilas cargadas. Las conversaciones con amigos en un chiringuito quedan en la memoria como un momento precioso. Las tardes de saltos en la arena y de hacer la croqueta con mis hijos están entre las que recuerdo y repito con más placer. Y si pienso en una fiesta sencilla no se me ocurre mejor plan que un picnic en la playa sobre un inmenso pareo, con los “yo traigo” de cada uno, un poco de música de fondo y risas y conversaciones sosegadas junto al mar.

Será que soy isleña hasta la médula y que debo llevar el salitre en las venas. Otros lugares me aportan paz y tranquilidad, pero siempre, siempre, vuelvo al mar. 

Y tú, cuál es tu lugar, aquel en que reconectas contigo mismo para ser feliz? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s