El anillo de boda que se tuvo que cortar. Anécdotas y cuerpos que hablan a gritos.

El anillo ha tenido que romperse. Nada que ver con el amor, que sigue ahí años después. Empecemos por el principio: estoy bien.

Anoche no tenía nada mejor que hacer que visitar urgencias a ver si un médico guapo me quitaba el anillo de casada. No era ni guapo ni feo pero sí un encanto que alucinó con el instrumento del siglo pasado tipo abrelatas que le dio el enfermero de urgencias. De esos que tienen como una tuerca a la que vas girando para que gire la sierra. La verdad, me hizo un daño del carajo pero por lo menos alejaron la radial de las escayolas de mi dedo. En un desparrame tragicómico ya me veía sin dedo.

Una reacción alérgica a no se sabe aún qué convirtió mi mano en la de Michelin y los anillitos para dedos pequeños no eran aptos para una Hulk en potencia. Qué susto. Pero desde mi chute con cortisona y antiestamínicos os anuncio que ya estoy mejor. Me da que tardaré unos días en anillarme de nuevo porque esto es más lento de lo esperado pero por lo menos el amor sigue haciendo desayunos, cenas y mimos aunque tu mano ya no sea la de la boda (ni todo el resto en realidad).

Me da que entre las cistitis, las lumbalgia y las reacciones de alérgicas el cuerpo me está diciendo.que pare ya y empiece a hacer yoga, mindfullness, un café con amigas semanal y puede que un par de viajes con las incondicionales personas bonitas a las que durante el confinamiento juraste que verías más «cuando acabe todo esto». Esto último creo que no lo pone ningún manual de la felicidad, pero debería. Porque los viajes con amigas dan vida (y algunas arrugas de las bonitas que decoran comisuras y ojos rasgados).

En fin… Me da pena por el anillo y la serigrafía de la lagartija ibicenca que tanto costó que nos dibujaran en el interior. Por lo menos nuestra frase sigue casi entera su declaración, así que aquí seguimos. Sin anillo de casada pero más comprometida que nunca. Y con un cuerpo que grita que deje de llamar la atención y me centre de una vez en que lo importante sea lo más importante.

¿A vosotras el cuerpo os envía señales?


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s