STOP: No opines del cuerpo ajeno (ni de nada)

✋STOP: No opines del cuerpo de los demás.

Las palabras tienen mucho poder. Cambian miradas y pueden destruir amores frágiles. Como esa autoestima en la que pones tres adoquines en el camino de baldosas amarillas pero rétrocédés cuatro por cada comentario bienintencionado.

Les otorgamos poderes mágicos, a las palabras ajenas. Incluso a las que sabes que no tienen ni idea. Y caen pesadas sobre tus frágiles ínfulas de amor propio. Eso es que te queda mucho por construir, está claro, pero jxdxr qué arduo era esto de quererse bien.

Si lo piensas fríamente, nada ha cambiado. Tus brazos, tus caderas, tus arrugas y tus «rolletes» son los mismos ahora que te han herido que hace cinco minutos cuando ese vestido vaporoso te hacía sentir la reina de tu mundo. Pero es que las personas heridas no tienen nada de frialdad en los pensamientos, y ante el primer ataque quieres convertirte en bicho bola y desaparecer. Pero sonríes. O haces un chiste malo, como si tuvieras la capacidad real de reírte de ti misma. Y en cuanto puedes huyes a refugiarte en una ropa mas segura, que muestre menos y esconda todo.

BASTA.

Tenemos el verbo fácil para opinar de lo que nos es ajeno. Qué sí por salud. Qué sí por tu bien. Qué si era broma, mujer. Qué si no tengas la piel tan fina, hombre. Opinamos de todo como si tener un máster en saber las cosas mejor que nadie fuera una obligación moral. Maternidades, recetas, decoración, el trabajo que te conviene, la pareja que deberías tener, los amigos que te rodean, la cantidad de sal, el ángulo de la foto, el color del cielo que anuncia tormenta… De todo sabemos desde nuestro altar de yo mí me conmigo.

Pero no.
No tenemos ni idea.
No sabemos qué amor esconde esa pareja ni qué soledad oculta aquel beso. No sabemos qué esconde la sonrisa forzada ni qué maternidad es la que tiene a aquella mujer suspendida en su propio limbo. No entendemos aquel grito ni este asalto de pereza. Porque no somos nosotros, ni nuestro cuerpo ni nuestra circunstancia.

Así que, si tu opinión no ha sido solicitada. Si ese problema que quieres señalar no se puede solventar en treinta segundos (tienes una hoja de lechuga entre los dientes). Si no ayuda, CALLA.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s