Filosofía de calle: el color de la vida

-Es que hoy día la vida se ha vuelto tan impersonal que todo es una lástima-, comenta un abuelo en la cola del autobús.

-Es verdad, cuantas desgracias y cuánta gente sola y triste-, le responde una señora.

Estas son las conversaciones de “ascensor” entre desconocidos de hoy, ya no se habla del tiempo si no de felicidad y de soledad. Qué profundos nos hemos vuelto.

De pronto una barrendera pasa con su escoba con energía mientras canta.

-Mira qué alegría, ánimo que ya viene el camión de limpiar y barrer detrás- la anima el señor.

-Uy, no, el camión hoy soy yo- responde con una gran sonrisa la barrendera. -Es que hay que trabajar alegre y positivo, que mira que me pasan desgracias en la vida, pero yo pa’lante.

-Esa es la actitud- responde el señor- Si es que todo el mundo tiene sus cosas, y en este mundo tan impersonal estamos muy solos. Pero es lo que hay…

Pura filosofía de vida a pie de calle. Me quedo con la sonrisa de la barrendera. Con su canción tarareada.

Qué la belleza y el color de la vida están, también, en la mirada. Cómo en esta foto, ¿ves la melancolía del blanco y negro o el color de las flores fugaces?


3 respuestas a “Filosofía de calle: el color de la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s