Cuando el día llega a su fin

De pronto, una llamada. Un mensaje. Todo lo malo acaba por saberse…

– Podría haberse quedado en el accidente…

Pas de nouvelles, bonnes nouvelles...

– Le han diagnosticado tal…

Todo se acaba sabiendo… Aunque pretendas ignorarlo.

– El entierro es mañana…

De pronto una llamada.

– Pensé que era el final…

Y entonces se pone el sol. Algo tan cotidiano que pasa desapercibido, como tu vida día a día. Y sin embargo, el día que miras atentamente el atardecer te das cuenta de lo maravilloso que es.

Cuando acaba el día con calma recuerdas lo que has hecho en esas horas que acabas de vivir, como si nada.

Cuando el día llega a su fin descubres que lo que no has hecho, perdido está, junto a los besos no dados, con los te quiero callados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s