Lo insólito también sucede

Sólo recuerdo un día que nevara en Ibiza, por allá en el 80 y pico. Yo iba al instituto y mis hermanas pequeñas no fueron al colegio. Era un hecho insólito, tener dos o tres dedos de nieve cubriendo la isla. Mis hermanas, mamá y papá se fueron a pasear por Sant Josep, a ver si en sus 475 metros había más nieve. Y es que cerraron los colegios y también las peluquerías, los comercios y todo autónomo que pudo asomarse a ver nevar en la isla. 

El día que vi esta bola de “nieve” como souvenir de Ibiza me hizo gracia y no pude resistir llevarles el detalle a @1parde2. Ni que fuera como recordatorio de que lo insólito, a veces, también sucede. Y entonces debemos estar bien atentos para que no se nos escape la oportunidad de disfrutarlo. 

Aunque creo que a los niños no hace falta recordarles este tipo de cosas importantes, porque ellos aún saben, aún intuyen, aún no están cargados de sordera y ceguera ante las sorpresas de la vida. Saben de aprovechar el momento. Y de creer que todo es posible con un poco de fé. Como le dijo una vez Pol a su prima: “confía, tú confía, si creees, de verdad, sucede“. Aunque luego resulte que son los padres… 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s