Tener (llena la) alacena

Tener alacena, eso me hace muy feliz. Tan tonto y tan simple. Tener alacena y poder llenarla. (Si no pudiera llenarla la felicidad se tornaría angustia… Y hambre). Llenarla. De botes transparentes con pasta, arroz, legumbres y cereales del desayuno. Llenarla de latas de atún, botes de tomate, salsas, galletas… Tener alacena y poder llenarla, eso me hace muy feliz. 

Qué suerte que tengo casa y que la casa tiene una alacena y que en la alacena he podido poner botes y botecitos que compré, y que gracias a que tenemos trabajos los botes están llenos de comida rica. 

Qué suerte que la alacena se convierte en un cuarto de juegos secreto lleno de risas, porque tenemos niños y los niños son alegres y son alegres porque son felices y… 

Es verdad, seguramente no se trata solo de suerte si no de trabajo, carácter, educación y circunstancias… 

Hay que ver lo feliz que me hace tener una alacena. 

La felicidad es tener alacena
La felicidad es tener alacena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s