El día que me quise: carta de amor a mí misma.

El día que te quise brillaban las estrellas.

La tierra olía a lluvia, y tus besos eran salvajes como el romero silvestre que inunda el campo.

El mar rugía en calma.
Tu mente era una balsa de olas saladas en vaivén.
Y tarareabas, a voz en grito, en tu silencio.

El día que te quise,
las medidas ya no
importaban.
Ni los reflejos,
las voces,
ni las miradas.

El día que te quise,
mi vida, mi todo,
tu cuerpo era el
NUESTRO.
Tus canciones
eran la letra
qué me baila el día.

Y ahora,
querida yo,
querida tú,
tu mirada
es un sol
qué nos acaricia
la piel
y rasca profundo.
Y tus versos
son agua que barre
complejos.

El día que te quise
te descubrí fuerte,
creativa, poderosa,
sensible, amable,
un poco perezosa…
Y… TE QUIERO..
AÚN.
SIEMPRE.
INFINITO.

Más vídeos en Instagram @hayqueserpositivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s