¿Conciliar, yo? No sé de qué me hablas

¿Conciliar, yo? No sé de qué me hablas.


Esta mañana me he hecho fotos con filtros de Instagram en ese momento de la casi madrugada en que la casa aún duerme. Me he recreado y entretenido pensando que hoy, sí o sí, iba a controlar mi tiempo. MI TIEMPO. ¡IIIIIIINNNNGÉÉÉNUUUAAAAA!

Aquí estamos. Nueve de la noche. He trabajado, puesto en orden las tareas escolares del día, supervisado a mis hijos, supervisado trabajos, apagado fuegos, hecho la comida, conectado la videoconferencia del cole, controlado que leían y hacían tarea -mis hijos están cada día un poco más vagos-, trabajado, trabajado… Todo a la vez y revuelto y no necesariamente por este orden.

No, hoy no hemos podido salir a la calle muy a mi pesar. No me ha dado el horario de este “MI TIEMPO” que se ha ido al garete nada más empezar esta rueda de hamster.


Tengo que hacer la cena. Me toca.
Tengo que poner ropa en la lavadora y sacar la de la secadora que está hecha un higo. No pienso planchar.
Me duele la espalda de tanto trabajar.
Y la cabeza.
Tengo que depilarme las cejas. Ummmm… Puede esperar.
Tengo que organizarme mejor mañana.
Tengo que apuntarme de una vez a las sesiones de @crisfit.es y obligarme a tener un horario lógico. Quizá tengo que repetir lo de ir a caminar a las seis y madrutrabajar, como dice mi amiga Eli. Y parar a las cuatro y bailar y salir y estar con mis hijos y… Mierda, vuelvo a tener la cabeza llena de tengos. Pesan. Mucho.

Comentaba con @batmami que la soledad y la maternidad son antagonismos, que estamos deseando tener nuestro tiempo y espacio, que ya lo dicen @malasmadres y @palabrademadre y @madresfera y @conmdemadre y @peinetapintxos y tantas otras, que hay que cuidarse a una misma y ser conscientes de la carga mental que llevamos encima… Vamos, que queremos soledad, de vez en cuando, y luego sufrimos el síndrome del nido vacío, porque tantos años de no-soledad no pueden olvidarse de un plumazo… Desvarío…

¿No os digo que hoy, otra vez, mi tiempo no ha sido mío ni na’ de na’? ¿Qué decías de la conciliación en tiempos de coronavirus?

En fin, que encima tengo trabajo y puedo hacerlo desde casa a pesar de las interrupciones y los tengo, me puedo dar con un canto en los dientes


2 respuestas a “¿Conciliar, yo? No sé de qué me hablas

Responder a Celia Ramón Wyser Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s