Ante el desorden de la vida, vuelve al origen

Almendro en flor, Ibiza

Cuando a tu alrededor hay desorden, vuelve al origen. En los almendros en flor siempre hay paz. Y si no, viajad a Ibiza cualquier mes de febrero y deteneos en medio del Pla de Corona. Una vez sobrecogidos por los almendros florecidos entre el verde de los pinos, con sus troncos retorcidos y sus flores blancas en contraste con esos cielos de un azul limpio, volved a contarme si al mirar esos árboles centenarios no os habéis sentido en paz con la vida. A pesar de todo. A pesar de lo que sea ese “todo” que os atribula. 

Puede que tu origen sea un mar, un cielo azul sin filtros, una chimenea encendida. Puede que sean unos brazos, unas manos, unas palabras entonadas por la persona adecuada.

Hay tiempos así, de vida revuelta y rutina sacudida. Y entre el desorden, en el horizonte, dándote fuerzas, el origen.

Sé que estos días estoy rara, pero no os preocupéis. Yo estoy bien. Positiva, como siempre. Es el mundo en que anda algo raro y que con su vaivén y sus altibajos me recuerda cada día que hay que seguir apreciando las pequeñas cosas que nos traen la felicidad.

Ese era el hilo de este mes de febrero… La felicidad de las pequeñas cosas

Puesta de sol sobre el mar

Como el cielo sobre el mar que veo cada día al salir de trabajar… Ese mar que nos separa y que está de gala, muy triste, con un resquicio de luz para tendernos un puente. Un mar que nos recuerda que estoy a un salto en barco, a un suspiro en avión, a un abrazo de decirte, a ti que me importas por encima de todas las cosas, que estoy aquí. 


PD de un 13 de febrero:

F I N
Voy. Pero ya voy tarde.
Voy, para decir adiós. Para darte un abrazo. Para estar. En esas líneas del cielo, pronto voy.

Descansa En Paz, Lourdes. Espero que ahora descanses de verdad.

Si el reto febrero sin edulcorantes es de mostrar la vida tal cual viene, sin edulcorantes ni filtros ni perfecciones ni filtros que parecen Pinterest, hoy toca despedirse antes que cualquier otra cosa. Porque la vida también es esto. De hecho, tarde o temprano, siempre es esto: volver al origen y despedirse.

*** 

Este mes de febrero participo a través de la cuenta de Instagram @hayqueserpositivo en el reto diario #febrerosinedulcorantes planteado por @victoriapenafiel. Se trata de mostrar el día a día sin florituras ni retoques, tal como es. 

Además, es miércoles. Por eso participo nuevamente en el carnaval de post semanal #miercolesmudo que lidera @soylamamarazzi


One response to “Ante el desorden de la vida, vuelve al origen

Responder a La cantimplor aventurera Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s