Los sueños necesitan cimientos para volar

Una idea no puede volar sin una estructura. Un sueño no puede alcanzar el cielo sin una base.

Y los cimientos cuestan. Tiempo, esfuerzo, dedicación… Los cimientos cuesta construirlos.

En la base de tus objetivos hay sudor, y lágrimas, días buenos, días malos, sueños que se escapan con el primer despertar y se escurren rápido, sueños que se repiten y mejoran. En los cimientos hay días luminosos donde todo está claro, y días grises, plomizos, pesados, en que te echarías a andar sin mirar atrás y lo darías todo por perdido.

En las relaciones, los trabajos, los proyectos, las apuestas y hasta en los sueños más locos… Siempre hay una base que ayuda a sostener tus deseos. Y si no la hay, estará difícil alcanzar el cielo, lejano, cada vez más lejano.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s