Maneras dulces de volver de vacaciones: los piropos

Vuelvo. A medio gas, como se suele volver de un tiempo de desconexión -en el sentido literal de la palabra… si aún estás de vacaciones y me estás leyendo, apaga ese wifi! Disfruta de tu retiro sin enviar fotos para demostrar lo bien que estás, mejor disfruta de verdad sin filtros. Ya nos vemos à la vuelta-. 

Así que vuelvo, a medio gas. Dispuesta a leer centenares de mails e irme poniendo al día poco a poco mientras aún oigo crepitar el fuego… 


Vuelvo… 

Y mientras ando ensimismada me dicen: “Eso sí que es estar buena”. Con voz de obrero, o de camionero, ya me entiendes. Es entre placentero e indignante. Gana la coqueta que regresa algo triste de vacaciones por encima de la feminista que susurra “es sólo por tu escote, querida, no te emociones”. 

Y me acuerdo hace dos días en el metro del señor de edad indeterminada entre los 60 y los 70 que sonriente me dijo: 

Ahora que te veo, tienes que ir a ver la pelcilado “50 primaveras”. La vi el miércoles y es preciosa y pensé que se la recomendaría a todas las mujeres…

Bien es cierto que éramos más mujeres y solo me lo dijo a mí, y que tras su galantería añadió…

Ves a verla y me cuentas, si quieres te doy mi número de teléfono y me dices qué te ha parecido “50 primaveras”…

Ummm, originalmy simpático fue el hombre, pero lo de “50” es por algo? 

Es por las tetas- seguís susurrando mi mente aguafiestas… 

Y así, vuelvo…

Anuncios

2 thoughts on “Maneras dulces de volver de vacaciones: los piropos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s