A través de la mosquitera 

Vives la vida a través de la mosquitera, protegida del picor pero en las sombras. El paisaje es bonito, pero menos brillante. La brisa te refresca, pero no demasiado. Todo lo ves a través de los pequeños cuadros de la rejilla. 

A veces te digo, “ven, amiga, hace bueno aquí afuera, vamos a recoger moras”, y me miras con ganas pero triste, y te quedas tras tu mosquitera. Pero, ay amiga, la mosquitera no va a salvarte de los grandes chascos de la vida. No va a evitar que tengas el corazón roto por el desamor. Ni que la enfermedad o la muerte toquen a tu puerta. Y mientras no te decides a salir, aún a riesgo de volver con una ristra de picadas de mosquitos, la vida se va marchitando tras la mosquitera que te mantiene a salvo de vivir tu propia vida. En realidad, amiga, más te valdría asomarte. Prometo traer tiritas de las de colores. No van a evitarte ningún gran drama. Pero por lo menos curan el alma, un poco -solo un poco- como los besos de las madres. 

Qué me dices, amiga, te vienes a vivir la vida? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s