La felicidad es pasear

La felicidad es pasear. A solas. O cogida de tu mano. Como la madre que lleva a su hijo protegido. Como novios recién enamorados, como una pareja sin hijos, como esas dos amigas o esos dos chicos que se quieren… Pequeña nota reivindicativa: todo el mundo tiene derecho a pasear de la mano de sus seres queridos sean cada cual del sexo que sean… Parece mentira que a nadie pueda molestarle que dos chicos paseen cogidos de la mano. Punto y a parte. 

Pasear es un acto relajado. Vas sin prisa y la mirada se puede detener en pequeños detalles normalmente desapercibidos. 

Pasear es de turistas. De viajeros. Y de viejos, que tienen tiempo de vivir la vida con tiempo.

Me voy de paseo. No porque me mandes tú a paseo. Me voy yo, a paseo… A vivir el momento y la vida con tiempo. 

Vamos a pasear. Deja caer tu mano en mi mano. Llévame pasito a pasito donde se pierde la mirada, allá a lo lejos. 

Amigo, sin acritud ni malicia te lo digo, vete a paseo. 

Anuncios

One thought on “La felicidad es pasear

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s