#Megusta la hierba mojada

Me gusta la hierba mojada. Su verde de un empapado fluorescente en contrate con el cielo plomizo. Me gusta mirar las gotas de agua temblorosas sobre un tallo poco estable, sentir el frío en las mejillas mientras miro en detalle su balanceo. Me gusta el rastro de la lluvia en los hierbajos que te miran con sorna de superviviente desde cualquier cuneta. Mientras tanto la tele dramatiza, cuando llueve porque llueve, cuando solea porque el Lorenzo arrecia. Los telediarios y el tiempo son la medida de nuestro constante inconformismo ante las cosas más simples, ante las más naturales. Como si quejarse fuera la norma, como si no pudiéramos hacer otra cosa más que lamentarnos del frío, del viento, de la lluvia, del calor, de la sequía… Vas por la calle y todo son ays y uys, un constante lamento metereológico. Qué quejarse de cosas más importantes ya es otro cantar más costoso. Pero a mí me gusta la lluvia. Aunque fastidie mis importantes planes. Me gustan las gotas flotando sobre las malas hierbas, el frío en las mejillas, las gotas que me mojan las botas nuevas de ante cagóntoloquesemenea pero me dan la excusa perfecta para lucirme bajo un paraguas rojo. Me gusta también el calor y sudar y sentir el sol abrasándome los hombros. Y me gusta porque el cambio es vida, porque la lluvia alivia la tierra seca, porque huele a limpio y a nuevo, porque tras las lluvias y el frío del invierno llega la primavera. Deja de lamentarte, y mira cómo brillan las gotas sobre la hierba. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s