Pisa la hierba

Descálzate. Siente el aire en tus pies, disfruta de la libertad. Mueve los dedos. Desperézalos. Y camina, sobre la hierba verde. Siente las cosquillas, la frescura, la conexión con la tierra. Si tienes un mal día o vas corriendo a todas partes, para un momento, sólo un instante, y pisa la hierba!