Menos juzgar y más preguntar 

A veces observamos poco, preguntamos menos y juzgamos de más. Tremenda verdad y una gran frase para reflexionar e inspirarse. En la relación con nuestros compañeros de trabajo nos iría mejor pensar antes de hablar. Escuchar antes de juzgar a nuestros empleados e iniciar malas relaciones en la oficina. Comprender antes de castigar a nuestros hijos… 

Esa compañera mustia que no participa en la reunión y hace días que no rinde… Quizá ha recibido una mala noticia familiar y está preocupada. Ese jefe que hoy ha llegado cañero quizá se está planteando cómo evitar un descalabro económico que nos lleve a todos al paro. Ese niño que es respondón y nunca te hace caso quizá quiere que tú levantes la vista del móvil y dejes tus quehaceres un rato para abrazarle o jugar con él… 

No hace mucho, viendo un partido de balonmano de infantiles, un niño jugaba con poca intensidad. Le cambió el entrenador y le dijo “mira, te quito porque no te gusta este juego de verdad, no le pones ganas y pasas de todo lo que te digo. Si sigues así, mejor lo dejas” El chico bajó la mirada y se calló. A su lado, unas señoras comentaron “¿no es el crío ese que sus padres se están divorciado?”. A veces, observamos poco, preguntamos menos y juzgamos un poco de más. ¿O no? 

Estatus en linkedin de Manuel Aguilar

Menos juzgar y más hablar. Escuchar. Comprender. Empatizarse. Sabremos hacerlo? 


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s