Tenemos chico nuevo en la oficina 

Menudo gallinero tenemos en la ofi! Luego dicen de los chicos… Sin maldad, eh? Sin desmerecer lo presente, eh??? Pero un poco cluecas y alocaillas sí somos. Que algunas conversaciones a la hora del taper son triple x por lo menos. Aláaaaa, ahí, sin pudor!!! Que si dudas sexistenciales, que si fantasías sexróticas. Ni la Lola de Los zapatos de Valeria nos supera, oiga. Qué 50 sombras ni qué ocho cuartos. Al comedor hay días que nuestro querido equipo de compañeros ni se acerca, rojos como tomates 🍅, pegados a sus sillas. Que se oye todo, pero todo, todo… 

Al grano. Tenemos chico nuevo en la oficina y… 🎤🎤🎤🎤 No se llama Falada pero es divino -se me ha notado el viejuno noventero, aish…-. Que dice mi compi que se ha acordado del anuncio de Coca-Cola aquel. A mi me recuerda más al Brandon de Sensación de Vivir, mezclado un poco con la pillería del de Los Problemas Crecen, os acordáis? Por aquí las jóvenes dicen que es más un Biber… En cualquier caso, el yogurín está de muy buen ver -y lo sabe-. Y nos ha alegrado el día -y lo sabe también-. Ves a saber cómo se ha enterado, el pobre, si hemos sido d lo más discretas. La cosa ha empezado en el pasillo general, volviendo con los cafés de media mañana en la mano. Nos hemos cruzado con el mozo en el pasillo y una compañera ha dicho con algo de pesar: 

– Ya podría trabajar con nosotras alguien así de guapo…

Y, oh, sorpresa! Resulta que es el nuevo coworker! Lo que nos hemos podido reír las adolescentes trein-cuarentañeras!!! Esa risa floja de “nos han pillado” es impagable! 

Pero ojo, lo dicho, mejorando lo presente 😉 

PD sería: Yo no sé si la igualdad era exactamente esto. No lo creo, no, es una lucha de derechos y reconocimientos más seria. Que el culto al cuerpo y la juventud per se son unas de mis luchas cuando me pongo seria, hay que aceptarse y vivir el paso del tiempo con naturalidad. Que el chaval no tiene culpa de ser joven y guapo y a las mujeres no nos gusta ser objetos. Conste que no lo defiendo ni para unas ni para otros. Pero ha sido un momento sin maldad, divertido para todos y distendido, vamos a quedarnos con eso. Vamos a quedarnos con las risas de la revolución del gallinero porque de pronto había chico nuevo en La Oficina. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s