Tener un hermano

La felicidad, aunque a veces andéis a la greña y te parezca imposible, es tener un hermano. Es tu cómplice, el que te conoce en tus mejores y peores momentos, el que te comprende, el que exaspera y alegra a partes iguales. Juegas, inventas, le haces confidencias, te ríes… Pon un hermano en tu vida, de sangre o adoptado por la vida. La felicidad era esto. De verdad. Cuídalo! 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s