Desayunar tranquilo

Soy de despertar lento, gruñón… Me cuesta volver a la vida tras el sueño. En general me falta tiempo de sueño… Soy de las de 5 minutos más que son 15… Pero me compensa levantarme unos minutos antes. Porque si hay algo que no soporto es desayunar con prisas, ni de pie, sacrilegio! 

Para empezar bien el día hay que tener tiempo de desayunar, de prepararlo, para ti y para los tuyos, saborear el té, oler el café, hacer una tostada… Y poco a poco revivir, hablar, comentar los planes del día, reír un poco, y antes de irte por la puerta dar un beso de que te vaya bien el día.

El súmmum del placer y del buen principio del día sería tener un diario y tiempo para leer lo más interesante, de atrás hacia delante…

Yo es que soy de despertar lento, gruñón, y no entiendo los que desayunan a la carrera. Prueba, tómate tu tiempo, desayuna lento. 

Anuncios

4 thoughts on “Desayunar tranquilo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s