Tómate una pausa

Qué bien sienta parar y dejar la mente divagar, encadenar un recuerdo con otro mientras intentas escapar de las listas mentales de tareas autoimpuestas. Y si no lo haces, qué? Se acaba el mundo? Eres imprescindible? La respuesta, me juego el cuello, es no. No pasa nada. Así que tómate esta pausa conmigo. 

No lo oís, pero de fondo se oyen las olas del mar rompiendo en la playa, desierta. Llueve, hay un leve tintineo de las gotas sobre el tejadillo del chiringuito. Algún niño pasa corriendo despreocupado. Detrás un padre corriendo también, pero como un demente con paraguas. Es duro seguro el ritmo de los enanos, lo comprendo perfectamente. “Cosmic Girl” de Jamiroquai en la radio. Me acuerdo de París, del Erasmus, allí también llovía. Y me aficioné al café con leche, que los tés valían una fortuna, ironías del agua hervida con sobres de hierbitas. 

Y aquí estoy, con mi café con leche, dejando la mente divagar, en este paréntesis del ajetreo propio de la organización de dos fiestas infantiles a la vez en un fin de semana cargado, además, de fiestas y eventos en la ciudad. Pasados por agua eso sí. 

Feliz pausa! 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s