#yomequedoencasa: Día 23 y 24. De lo extraordinario que es lo cotidiano. Y de la importancia de perseverar.

Día 23: Cuando tú sábado está tan repleto que te olvidas del diario

Día 23: Ups, ayer estuvimos muy ocupados y no publiqué en este diario del encierro por pandemia… Desde que estuvimos haciendo limpieza general (sí, los saltos sobre mis cojines del sofá se consideran “limpieza”, para darles un meneo y expulsar ácaros) hasta que por la noche hicimos nuestro primer intento de pan de trenza con la receta de mi tía suiza, Chantal, pasando por hacer lentejas, un aperitivo de sábado, dejar que Pol me pintarse las uñas con poco éxito o dejar que los gemelos se ocupasen de la cena “noche de crêpes” ellos solos, pues no tuvimos mucho tiempo de redes sociales.

Así que vamos con un día de retraso.

Así os puedo contar que la trenza nos quedó apañada pero cruda por dentro, vamos, un fail. Estamos con el segundo intento 😉

Día 24: Perseverancia

Pan de trenza: segundo intento

La perseverancia es una virtud. Al segundo intento y con algunos pasos diferentes, el día 24 de este #yomequedoencasa hemos conseguido hacer un pan de trenza buenííííísimo… La trenza es mejorable, pero dejamos la estética para la próxima. ¿Quién quiere un vídeo con las instrucciones de Izan?

Es una merienda o desayuno ideal.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s