Me sigues gustando, te sigo soñando

Me sigues gustando,
te sigo soñando,
es esta la forma que tengo
cariño de demostrarlo

La canción de Depedro con Luz Casal resuena en mi cabeza. Me gusta es estribillo: es verdad que hay que decirlo más, no darlo por supuesto, aunque pasen años y días y días como una letanía. “Te quiero”, “me gustas”, “me sigues gustando”… Porque la estima hay que renovarla. Como eso que dicen del amor como las plantas: el cariño hay que cultivarlo.

Yo siempre me quedo con la duda de si será demasiado o escaso.

Quizás nunca sea demasiado si el otro te corresponde.

Si no te corresponde, los halagos continuos se convierten en algo así como una persecución y eso no es agradable, ni para el que da sin recibir nada a cambio ni para el objeto de atenciones no deseadas.

Pero ese no era el tema…

Maybe I’m crazy

Rozalen y Marwan lo dicen claro, conviene saber

Conviene saber que no hay mayor dolor
para una piel que despedirse de otra piel.
(…)

Conviene saber que tu próxima vida no está asegurada,
apaga la pantalla ahora mismo y saca a tu novia a bailar.
(…)

Conviene saber que la pasión cuando se amansa aburre un poco,
mejor saberlo antes de embarcar.

Que nada es eterno.

Que el amor, una vez conseguido, no es inamovible.

Que mejor decir “te quiero” que callar en la cotidianidad.

Que mejor decirte al oído, yo encima y tu debajo, con mi pelo rozando tus mejillas y mis ojos acariciando tus pupilas, con el primer collar que me regalaste: “me sigues gustando, te sigo soñando”.


4 respuestas a “Me sigues gustando, te sigo soñando

  1. Guapo el texto e interesante la mezcla musical. Como simple curiosidad has propuesto a una de mis imprescindibles, Luz, con uno de esos autores hacia los que sin saber exactamente el porqué siento una incompatibilidad especial: Marwan. Lo bueno de la diversidad. Feliz semana.

    Me gusta

    1. Me gusta mezclar y la diversidad. La verdad que no conozco mucho a Marwan y lo he descubierto casi por casualidad, pero la canción propuesta y su letra me inspira. Es cierto que a veces tenemos incompatibilidades sin saber porqué. A mí me pasa con El último de la fila. Reconozco que tiene letras llenas de poesía pero la voz, No sé, me pone nerviosa… Es inexplicable… Me alegro, no obstante, que hayas disfrutado de 2/3 de la mezcla 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s