Tras la tormenta, limpia

El aire huele a nuevo. Que ya es difícil en la ciudad. Respiras y la tierra mojada te recuerda a paseos por el campo. No es mal modo de iniciar la semana. O tu nueva vida. Esa que te espera al final del punto de fuga, limpio, recién lavado por la tormenta.

Eso es lo que tienen las tormentas, que arrasan con lo innecesario y te dejan el camino libre para volver a empezar. Donde lo dejaste. O más allá. Puedes incluso aprovechar y, tras la tormenta, limpiar.

Decía una buena amiga que es tiempo de dejar ir, de soltar, de vaciar para poder llenar, de limpiar.

Y mira, el lunes ha amanecido con la cara recién lavada. Así que, ¿qué vas a hacer hoy con tu día nuevo?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s