De cuando viajé contigo al paraíso | Un relato de Agustina Raineri

Llegó el final, pensaba que estaba lejos pero ya ves, aquí lo tenemos,tocando nuestra puerta, diciendo: los sueños terminan para dejar paso a otros nuevos, no llores, no estés triste porque si tu quieres todo puede volver a empezar… Y ahora cuando me vaya a dormir, ya en casa, dejaré la mente desatada a ver a qué maravilloso lugar nos lleva esta vez.

He aprendido tanto de mi, de ti, mucho más de lo que imaginaba. Este viaje sin ti no hubiera existido, al fin y al cabo, el viaje eres tú.

Viajé por tus pensamientos, por tus miedos, por tus noches en vela, volé contigo, escuchando tu risa y amanecí enredada en tus sueños, abrazada a tus mejores sentimientos…

Viajamos por mi cuerpo y por el tuyo hasta ahogarnos en un mar de deseo. De la mano llegamos a lugares oscuros y otros llenos de luz, pasamos por todos los estados, del llanto a la risa, de amor al odio, del mal humor a la carcajada…

Me resigne a que solo tú sabes cambiarme de solido a líquido siendo vapor justo en medio de mi más profundo caos. Y me calmas, sin que haga falta más que tu presencia, que una caricia.

Esta loca aventura, nos ha unido, ya eramos un equipo, pero ahora jugamos en la liga de los mayores y empezamos con el mejor de los triunfos. Nos ha hecho felices hasta que duelan las costillas de la risa me quedo con eso, que es lo único importante…

TEXTO E IMAGEN PARA HAYQUESERPOSTIVO de Agustina Raineri, @angustucutu


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s