Los labios rojos

Los labios rojos le suben la moral a cualquiera. En un día gris, en uno estresante, en uno melancólico o lleno de retos por delante.

Lo sé, lo sé, son un símbolo erótico, algo que puede incluso remitir a estereotipos de belleza, a sumisión y otras tantas lindezas (léase con ironía lo de “lindezas”).

Pero oye, yo no insinúo nada.

No busco nada.

No pretendo gustarte más o menos o nada.

Sólo me he pintado los labios rojos.

Para darle color al día.

Para sentirme con energía positiva.

Para gustarme, a mi, y a nadie más que a mí.

Porque los labios rojos son como un beso en la distancia para dar un empujón al día.

Son como un grito suave a guerra “soy mujer y vengo a plántate cara”.

Son una armadura.

Son tu punto de color.

Tu guiño coqueto.

Los labios rojos le suben la moral a cualquiera.


2 respuestas a “Los labios rojos

  1. Me encanta ese color, pero en mi resulta fatídico. Lejos de sibirme la moral, me la tira por tierra. Y mira que lo intento, pero no hay manera, paso de ser una mujer del montón, a ser una caricatura de mi misma. A ti te favorece. Buen día 😊

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s