Empezar bien 

Qué importante es empezar bien. La semana, el mes, el año, una relación, un trabajo, la carrera… Sí, luego lo importante es disfrutar del camino y enderezar lo que mal empezó. Lo más importante, incluso, es acabar en superlativo. Pero un buen principio, eso es el gancho y puede detenimar que sigas o no, que te tomes el camino con espíritu positivo o negativo. 

Deberíamos cuidar más los inicios, las transiciones y los finales. Lo difícil a veces es saber que un principio lo es. Por eso vale más ir pensando en cómo hacer que las cosas sean buenos principios de algo. 

Cogí un nuevo libro en la penumbra de mi habitación sin muchas ganas y me puse a leer con somnolencia… “El año pasado, en noviembre, un libro me salvó la vida”. Volví a leer, algo me dijo que andaba despistada. E irremediablemente quedé enganchada. Faltará ver cómo sigue, cómo acaba, pero para empezar, qué importante es un buen principio! 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s