La cándida muere matando

Ay, que hace días que no aparezco por el blog. La culpa es de la cándida, que como me dijo una amiga, muere matando. No contenta con haber pasado una cistitis espantosa la semana pasada, he empalmado con una tendinitis -en la muñeca derecha para más inri-. Así que estoy hecha un cromo. Y todo porque el bicho vive muy bien mientras come y está a cubierto en el intestino (o la boca o la vagina o por todo). Pero se vuelve agresivo, el hongo, en cuanto le dejas de dar comida, y no se le ocurre nada mejor que generar una buena cantidad de toxinas que además de debilitarte las defensas influye en que estés más cansado, si cabe, más deprimido o irascible, que tengas inflamaciones (como la tendinitis), y suma y sigue. 

De todos modos, llegados a este punto donde ya llevo tres semanas sin comer gluten, ni azúcar, ni leche de vaca o derivados, ni embutido, ni carne de cerdo, ni tomates, espinacas y alimentos elevados en histamina según el listado de Xevi Verdaguer, no café ni té… Ahora que voy superando los dolores de cabeza y el síndrome de abstinencia, os pongo por testigos que la cándida morirá matando, pero morirá. Porque estoy hasta el moño de estar siempre cansada, saltando de síndrome premenstrual a síndrome “estoy ovulando”, sin salir del ciclo cándidas-cistitis-cándidas. Así que morirá matando, pero morirá. 

PD: Dusculpad los silencios, ir de guerrera contra el bicho es agotador, y finalmente la salud es lo primero. Sin contar con que los políticos de este país se han vuelto locos y parecen, también, querer morir matando. 

Otro día volveré con la sonrisa puesta (que no es que la haya perdido pero está algo pachucha). Sea como fuere, recordad, hay que ser positivo. 

PD 2: Si os interesa el tema de las cándidas, ahí van algunos artículos interesantes. Yo no soy médico y solo os explico mi experiencia. 


16 respuestas a “La cándida muere matando

  1. Buenas, he leído con atención y sorpresa tu entrada. Y digo sorpresa porque por primera vez veo que alguien siente y padece los mismos síntomas que padezco yo desde hace un montón de años y no había pensado que era por la despreciable oportunista Cándida. ¿Por cierro, cómo te encontraste después de terminar la dieta?¿ Te desapareció la candidiasis? ¿ Cuanto tiempo la hiciste?.
    He aprovechado para darle un repast a tu blog y me encanta. Un saludo. Gloria.
    ¡A la vida alegría !

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Gloria, me apena que estés en este ciclo vicioso que es una tortura. Lo cierto es que tardé más de medio año en sentirme bien y a veces se me hacía demasiado cuesta arriba. A parte de que los complementos dietéticos que me daba mi psicoinmunóloga no eran precisamente baratos. No obstante, sí, llevo más de un año sin haber racaido en el ciclo cándidas-cistitis sin fin. Tengo ocasionalmente molestias que supero con alguna crema y abstemia sexual y también he conseguido reducir las cistitis a crisis ocasionales. Eso sí, me te lo que cuidar mucho de no abusar de azúcares y gluten y de no caer en tomar antibióticos si nos absolutamente necesario. En cualquier caso, te recomiendo que insistas para que te hagan una citología para descartar que no sea otra cosa que cándidas y ecografía del riñón si tienes cistitis recurrente. Luego, por mi experiencia, casi seguro tendrás que buscar un médico externo psicoinmunólogo de referencia para que trate y siga tu caso porque esfectivamente estos tratamientos hay que hacerlos con un seguimiento personalizado. Te deseo toda la suerte.

      Me gusta

  2. Lo malo es que la candida nunca muere. Puedes reducir la proliferación pero vive en el cuerpo. Es imposible terminar con ella. Los que somos propensos a los ataques de la Candida pues y se sabe y de por vida pues dieta anti cándidas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Malo no es tener hongo cándida porque forma parte de la flora intestinal, todos los humanos lo tenemos. Quien no tenga hongo, no es humano.
      El problema es cuánto hongo hay, cuando su exceso rompe el equilibrio y cuando también se ven disminuidas las bacterias intestinales benéficas que combaten al hongo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Quienes también estén en tratamiento anti-hongo, es también muy importante recuperar la flora intestinal de forma simultánea con los tratamientos antifúngicos. El problema no es sólo el exceso de hongo, sino también la disminución de bacterias benéficas que combaten a dicho hongo, un desequilibrio total de la flora intestinal, de ahí la importancia también de recuperarla y lograr ese equilibrio.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Celia Ramón Wyser Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s