La felicidad es ese refugio

“Yo tenía una granja en África…”. No sé porqué cuando pienso en calma y refugio me viene a la mente el principio de la película interpretada por Meryl Streep. Curioso, porque la asociación de ideas me lleva directamente a una manta de cuadritos a escoceses roja y negra con pelotillas, y luego a una cabaña de madera de techo a dos aguas y un fuego chisporroteando en el hogar. Si hay un psicólogo en la sala se habrá ido ya por la ventana. 

La cosa es que cada cual tiene sus refugios. Un fuego que mira en silencio. Una taza de té. Una película. Un libro. Un poema. Una voz amiga. Un paraje. O un paisaje. Una mano que coge tu mano…   

Conoces tu refugio? Me da que la felicidad, la sencilla, la de los pequeños gestos, es nuestro mejor refugio. 

Tienes ganas de escaparte a tu refugio y olvidarte de todo? Me temo que eso es que necesitas vacaciones. Respira hondo. Y si puedes, date estos diez minutos de respiro mientras te acoge, cálido, tu refugio. 

Yo sigo dando vueltas a porqué pienso en “Memorias de África”, después de todo era pequeña cuando la vi por primera vez… Quizá sea eso, el recuerdo de la infancia, de sus ritmos de días largos y llenos de pequeñas emociones. Quizá sea que necesito un respiro bajo una manta de cuadros escoceses que huela a vieja, a humo y a hogar, mientras veo las llamas, mientras hablamos relajadamente con esa taza de té a solas que nos debemos. 

Y tú? Necesitas refugio? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s