El día después 

Hoy ha sido el día después. De la fiesta infantil de Halloween. Del resultado del esfuerzo. De eso iba el post de hoy. Peroooo… “Esta se ha dormido en los laureles”, estáis pensando. Y no… En realidad el cambio de hora nos despierta a horas intempestivas. He cambiado los muebles de la habitación de los niños, ordenado y tirado juguetes rotos. He disfrutado de la visita de mi hermana. Hemos leído con los niños. Dibujado. Cocinado. Dado caramelos tras el “truco o trato”. Hasta recogido vómito… que es lo que tiene el veroño este que nos tiene locos con el fresquito-frío-templado-calor-perofríoenlasombra-sudor-frío. Mi marido estudia. Ya, ya, teníamos noche romántica pero ha habido cambio de planes y tiene que estudiar, oyes. Y mira, yo me voy a tirar a la peli y manta, que ya os digo que esta noche en teoría teníamos cena y salida romántica mientras los niños iban a dormir en otra casa con fiesta de Halloween y la gastroenteritis nos ha fastidiado el plan. Pero que no pasa na’. Que mañana, más y mejor (y más pronto si los astros se alinean en día festivo con niños enfermos pero con sobredosis de chuches y fiestas… Que es festivo, fiesta, día de descanso, diréis… descanso?-qué-es-el-descanso?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s