Pausa

Yo no estoy de vacaciones, todavía, pero se nota, se siente en el ambiente. El paso de desacelera, la gente en la calle charlotea y se mira a la cara -a no ser que cacen Pokemons-, las terrazas se llenan de tapas y cervezas -con crisis o sin ella- y se respira la pausa. Hay quien se siente culpable y llena sus días de vacaciones de cosas y más cosas que hacer, dicen “leeré esos 10 libros”, “escribiré la novela pendiente”, “recorreré todas las calles de París” o “me bañaré en todas las playas de Tailandia”. Y sí, viajar, conocer, leer, escribir, son grandes pasiones para mi también. Pero prefiero ir con calma y disfrutar poco a poco de cada detalle en ese estado en que uno siente que el tiempo se dilata y pasa rápido e intensamente a la vez. Prefiero leer un solo libro, escribir un capítulo, perderme en Montmartre o disfrutar de esa playa paradisíaca sin sentirme presionada por hacer todo el resto. Así que hoy que es domingo, en este estado prevacavional… PAUSA. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s