Encontrar un espacio y tiempo propios: camino a la felicidad 

Eres madre. Múltiple. El tiempo nunca es suficiente. Ni barato. Ni para ti sola. Es difícil encontrar tus propios momentos y silencios porque siempre hay algo que hacer, decir, pensar o trabajar. Algo que atender, cuidar, mimar y hasta regañar. El tiempo nunca es suficiente y tu espacio personal suele quedar relegado a cuando te duchas o cuando visitas el water, y no siempre. Pero tu espacio es importante. Y necesitas tiempo para disfrutarlo. 

Ir al gimnasio superando la pereza y los dolores. Ponerte roja como un tomate y sudar. Ducharte, sola. Y darte un desayuno energizarte como recompensa: la felicidad también era esto. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s