Nunca una tormenta duró cien años: y si llueve, que llueva.

A veces, llueve varios días. A veces, las tormentas duran y duran y duran… Tanto que te acostumbras a los rayos y a los truenos. Tanto que ya nunca sales sin paraguas, por lo que pueda pasar. A veces vives días grises tras días grises y ya no recuerdas lo que era ver salir el … More Nunca una tormenta duró cien años: y si llueve, que llueva.