La vida se vive cada día… A pesar del p**** cáncer

La vida no se vive una vez, se vive cada día“. Ese era tu lema, Míriam, mientras luchabas contra el cáncer. Con la sonrisa puesta. A veces más, a veces menos. Porque el cáncer no es color de rosa. No es fácil. No se supera -solo- luchando. Se consigue con apoyo de los tuyos, con mucho dolor, con mucha medicina y con investigación, esa cosa tan cara y tan denostada en nuestros presupuestos generales.

Y sin embargo, sabias que quizá no ganarías la lucha. Sabías que ser positiva, que centrarte en los pequeños detalles y la felicidad no iba a curarte por arte de magia. Sabías que tenías que vivir cada día porque algún día aciago sería el final.

Y aunque lo sabías y lo sabíamos, Míriam, tengo que decirte que estoy muy enfadada y muy dolida porque el cáncer es una puta mierda y se lleva demasiadas vidas por delante. Me dan ganas de poner a Sabina en bucle.

No tengo ganas de hacer un post rosa un día al año con todo corazones y sonrisas diciendo que esta enfermedad te enseña a apreciar lo que tienes. Que tú puedes, como si fuera una lucha justa, equilibrada. No tengo ganas de decir que la actitud lo es todo y que ser positivo te va a curar. Porque eso es mentira. Seguro que ser positivo te ayuda a pasar mejor los días, a tener a foco, a sobrellevar los tratamientos y los días malos. Pero no cura. Y estar enferma no es culpa tuya, no tiene que ver con tu actitud ante la vida. Porque si tuviera que ver, Míriam, hoy no te estaría diciendo adiós.

Aún así, Míriam, y todas las que estáis luchando contra el cáncer. Todas las que luchasteis. Todas las que lucharéis… Aún así, gracias por enseñarnos grandes lecciones desde espacios como @mamaenred. Gracias por gritar y pedir y patalear para que recordarnos donar dinero para investigación, por conservar la sonrisa y luchar y reclamar más investigación contra el cáncer metatástico. Gracias a ti, y a todas. Y a todos, que aunque hoy sea el día del lazo rosa, no olvido los niños con cáncer, los hombres con cáncer… El puto cáncer… Será que es mejor enfrentarse al reto con canciones de ánimo y gestos compartidos. Si es que eso ayuda…

Me quedo con tu frase… “La vida no se vive una vez, se vive cada día“.

Me quedo con mirar el verde de las montañas. Los amaneceres en ruta.

Me quedo con todo eso y con tus reclamos de ayuda…

Me quedo con las nubes. Blancas o grises. A punto de reventar o volátiles, como la vida.

La vida no se vive una vez, se vive cada día”.

Lo repetiré como un mantra por si se me olvida en este corre-corre de vida.

Me acordaré cuando vea la luna llena o un cielo plagado de estrellas.

Me acordaré durante todo el año… De la lucha, de la investigación, de apoyar…

Repetiré “La vida no se vive una vez, se vive cada día” cuando esté triste o tenga un día de esos grises.

Y recordaré vuestra lucha, Míriams del mundo, porque sacáis fuerzas de donde no se encuentran.

Que la fiesta no pare:

Repite conmigo: “La vida no se vive una vez, se vive cada día”.

Sí. Ser positivo no cura.

Sí. El cáncer es una puta mierda.

Pero me quedo con que muchos salen adelante. Con el grito “no estás sola”. Con tu mantra, Míriams del mundo, allá donde estéis ahora:

“La vida no se vive una vez, se vive cada día”.

PD: DEP Míriam. Todo mi apoyo a tu familia e íntimos. Yo te “conocía sólo” a través de las redes y estoy muy triste, imagínate el cariño que transmitías. Imagínate la desolación. Espero que vivierais cada día.


6 respuestas a “La vida se vive cada día… A pesar del p**** cáncer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s