Hablar… En defensa propia #noesno

Estáis hasta las narices de hablar de abusos, agresiones, violaciones, manadas, feministas, feminazis, machismos, micromachismos y de todo lo demás. Lo entiendo. Yo también estoy harta. Hasta los ovarios. Pero como dice @tropocolo del grupo #VDLN de mister “La parejita de golpe”, hablar de ello es pura defensa propia.

#yosítecreo #noesno

En defensa propia te diré que no es no. Cuando lo digo alto y claro y cuando lo callo con temor.

En defensa propia te mostraré que cinco hombres, cinco, magreándote en un portal a los pocos minutos de conocerte, penetrándote por todas partes mientras te graban como si fueras una actriz porno a sueldo para sus pollas (uy, perdón)… es violencia.

En defensa propia gritaré que no hay excusas que valgan, lo que sucedió en Pamplona va más allá de un abuso sexual de uno versus uno, por turnos y bien alineaditoa como si nada tuvieran que ver los unos con los otros. No. Es una violación en toda regla porque eran cinco e iban juntos y se alentaron los unos a los otros y se grabaron y compartieron mensajes obscenos de su grupo, ese grupo en el que alardeaban de drogas para someter a chicas sexualmente.

En defensa propia seguiré repitiendo en todas mis redes lo obvio:

No es abuso, es violación

5hombres.

1 mujer.

1 portal oscuro.

1 vídeo.

Silencio.

Aguantar.

Ojalá que pase. …

Juicio: ella tiene que demostrar que hubo delito, hay presunción de inocencia (como debe ser), así que se cuestiona el sufrimiento de la chica, si consintió, si es una fresca, si tenía ganas de mambo a cinco (y eso sí que NO debe ser así, la verdad).

.

Post entero en Instagram @hayqueserpositivo

.

En defensa propia te diré que yo te creo, que fue violación, que no tienes que sufrir más para demostrarme nada, que puedes descansar y rehacer tu vida que suficiente daño te han hecho y’a, qué ellos se llaman manada, pero más manada somos todas nosotras juntas (y los hombres que nos acompañan).

En defensa propia, seguiré pataleando en este blog. Que ya sé que el tono no es ni tan alegre ni tan dicharachero como anuncia el nombre, pero no os llevéis a engaño, patalear, gritar, llorar, protestar, reivindicar, resoplar… también forma parte de una vida optimista y sana. Y además, es defensa propia.

Reflexiones hay muchas… Cito algunas y lo dejo porque la indignación, las visceras y el cuerpo no me dan para más:

La Justicia española dice que no es violación, es abuso. Por lo tanto, 9 años de prisión, de los cuales ya han cumplido 2. Absueltos de agresión sexual.

Vivo en un país en el que no se considera agresión sexual que 5 hombres me metan de noche en un portal, agarrándome de las muñecas, cuando estoy en estado de embriaguez, aprovechando su evidente superioridad física y numérica. No se considera agresión sexual que me penetren simultáneamente – a mí y a mis 18 años – por la boca, por el ano y por la vagina mientras me graban con sus móviles. No se considera agresión sexual que, en esas condiciones, eyaculen dentro de mí y lo hagan sin preservativo. No se considera agresión sexual que ellos estén tan cachondos como eufóricos, jaleándose y pidiendo a gritos turno para metérmela, mientras yo no hago ni la más mínima muestra de estar disfrutando de la situación. Vivo en un país en el que no hay ni rastro de agresión sexual en que los que hablaban de que “hay que llevar burundanga, que luego queremos violar todos” difundan vídeos con contenido sexual en los que yo aparezco. Siete vídeos explícitos en los que se ve cómo me humillan y me vejan. (…)

Vivo en un país en el que, haga lo que haga, las preguntas siempre me las hacen a mí. Supongo que la sociedad se centra en lo que yo hago (o dejo de hacer) porque todavía no tienen el valor suficiente para preguntarse a sí mismos qué estamos haciendo mal para que lo que me hicieron a mí, se lo hagan – con total certeza – a tres mujeres al día en España. Qué estamos haciendo mal para que sólo una de cada 8 mujeres violadas en nuestro país decida presentar una denuncia. Qué estamos haciendo mal para que sigamos siendo objeto de uso y consumo. Vivo en un país en el que todavía le debemos nuestro cuerpo a ellos. Se nos cosifica hasta la saciedad y, al final, somos eso. Sólo un cuerpo. Inerte. Un cuerpo. Sin vida. De hecho, mira hasta qué punto se nos cosifica que, aunque parezca increíble, muchos aún no tienen claro cuándo estamos disfrutando y cuándo estamos sufriendo. Les importamos tanto que no lo saben diferenciar. Sólo somos un cuerpo. Sin más.

(…)

De https://www.instagram.com/_noesnadapersonal/

.

En fin. Que feliz Viernes Dando la Nota, y no dejéis de quejaros cuando haga falta. Después de todo es en defensa propia.

Del VDLN: para saber más, conocer las reglas, y cómo participar puedes verlo todo aquí.




2 respuestas a “Hablar… En defensa propia #noesno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s