Dulce rutina 

Llegáis como un huracán, corriendo, arrastrando con todo, y de un salto os colgáis de mi cuello al grito de “mamáaaaaaaa” con la sonrisa abierta, el abrazo prieto y los besos desbocados. Regresamos a la dulce rutina. A la casa desordenada. A vuestras historietas parlanchinas. Al ruido. Al corre-corre. A los colores. A las fiestas infantiles. Volvemos a la dulce rutina, y gracias a ella podemos disfrutar luego las excepciones, las salidas en pareja, las vacaciones… 

Es como en el amor. El enamoramiento es genial pero arrollador y extenuante. Nadie en su sano juicio podría vivir el estado de enamoramiento inicial durante meses y años. Poco a poco da paso a la dulce rutina y todo se disfruta con más pausa y mesura, sin tanta excepción y sorpresa constante. 

Bienvenidos hijos.

Bienvenida dulce rutina. 

Anuncios

3 thoughts on “Dulce rutina 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s