A veces sobran las palabras. Aunque la mayoría de las veces faltan las importantes. Sobran los “hay que”, “debería”, “pffff”, “ven”, “voy”, “corre”, “vamos que no llegamos”… Pero faltan “te quiero con toda el alma”. Pero yo no sé estarme callada y lo de la concisión de amor nunca fue lo mío. A veces sobran … More