Cuando la mente necesita un respiro y te empanas…

¿No os pasa qué a veces os “empanáis”? ¿Qué es como si la mente necesitara un respiro por dentro?

Yo me hago un café, me caliento las manos rodeando la taza, escucho en silencio el runrún del lavavajillas y dejo la mirada vagar por la luz que entra por la ventana. Entonces encadeno recuerdos totalmente aleatorios que no parecen concordar ni tener nada que ver.

Una especie de batiburrillo en plan lista de la compra donde conviven el primer beso de amor verdadero (así, a lo intenso), el chiste malo que te contaron ayer, nota mental: comprar leche de almendras, recordar que hoy tengo que salir a las siete, ¿qué cenamos hoy?, los desencuentros, una imagen de una amiga bailando de cuando aún íbamos a bailar, tengo que limpiar mascarillas, en el email puedo responder X, mi hijo ha hecho la cama está mañana, qué bien, me duele la espalda, ey, tengo que llamar a mi amiga, mira esa luz que anuncia la primavera, pronto un año DCov (Después del pxxx coronavirus), sorbo de café caliente…

Y cinco minutos después estoy nueva.

¿No os pasa?

#miercolesmudo
#miércolesmudo #momentocafé #dejarsellevar #dejarlamenteenblanco #HayqueserPOSITIVO


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s