De salud, del IMC, la obesidad y el único diagnóstico esperado: dieta y deporte. PD: gorda o no, eres válida y, sí, estás sana.

Dieta hipocalórica.
Y deporte.
Ese ha sido el diagnóstico.

Cuando la única respuesta que te dan es “dieta y deporte”.


He hecho una revisión médica general con análisis de sangre, orina, electrocardiograma, tomada de tensión, revisión de rodillas, equilibrio, espalda, vista, oído… Y todo, TODO, está en parámetros totalmente saludables. El tono muscular, la circulación, los latidos, la respiración, la flexibilidad, la reactividad… Todo, colesterol, hematíes, y todo.
Pero como mi IMC es de grado “obesidad I”, el diagnóstico, el único, es “haga dieta hipocalórica… Y deporte”.

Nadie me ha preguntado qué como habitualmente, cuál es mi dieta, qué cantidades. No me han preguntado si paso hambre (a menudo), si me privo (constantemente), si disfruto o no de mi dieta o si es un problema para mí compaginar mis hábitos alimenticios con mi vida social (ya me he acostumbrado a ser la que come diferente, a dar explicaciones y a llevar el táper a cuestas, pero la respuesta es que no, no es fácil aunque ya esté acostumbrada).

No me han preguntado cómo me siento. Respecto a la comida (frustrada, preocupada), frente a mí cuerpo (angustiada, enfadada, avergonzada), ni si el tema del peso y mi forma corporal és un problema para mí (y sí, aunque estoy en proceso de quererme gracias al discurso respetuoso de cuentas maravillosas como @crisfit.es @stefyactiva @croquetamente__ @nutritionisthenewblack @arantzamunoz.tsd y tantas otras).

Nadie me ha preguntado. Pero han asumido que “como por encima de mis posibilidades“. Han asumido que no hago deporte (que confieso que podría hacer más y mejor, pero estoy en ello y no quiero forzarlo, tampoco es que sea una estatua que no se mueve… Repito, la propia evaluación habla de un tono muscular bueno).

Me causa mucha tristeza.
Después de tantos años a dieta. Tantos médicos, especialistas, dietistas, nutricionistas, endocrinos, psicoinmunólogos… Después de frases como “pues en los campos de concentración no había gordos” o “en los análisis todo está bien, será que haces algo mal” y otras lindezas. Después de todo: TRISTEZA.

Pero entonces me he puesto ante el espejo. Y he hecho esta foto con “mi curva buena”. ¿Publico? ¿No publico? Sí. Porque es importante que sepas que ERES VÁLIDA.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s