Multitareas o el engaño cotidiano: la conciliación son los padres, haberte pedido muerte.

Multitasking. O multitareas. Una y otra y otra y volver a empezar porque las lavadoras, compras de comida, ordenar la alacena, poner o recoger la mesa, sacar la basura, barrer, hacer el desayuno y la comida y la cena y otra y otra y otra vez… no se acaba más. Y entre medias, la mayor parte del tiempo, trabaja, sé creativa, redacta, haz presentaciones, y reúnete y reúnete y… Vamos, sigue… Recuerda comer un plátano que tiene magnesio, y almendras, y verduras y mucha agua. Y haz deporte. Que te diviertas y te relajes y te active y te motive. Y medita. Lee un poco cada día. Y recuerda tener tiempo para ti, para cuidarte. Sin olvidar el tiempo de pareja. Sin dejar de lado el tiempo de calidad con tus hijos. Respira. Una vez, dos, tres… Deberes. Más lavadoras. Más cocina. Más lavavajillas. Todo en casa, sin.casi salir de casa, sin cafés con amigos… Y venga, va, seguimos…

Qué queréis que os diga… No sé yo si el multitasking es realmente tan positivo como lo venden o es la manera fácil de decirte “la conciliación son los padres, haberte pedido muerte“.

A todo esto, todo bien. La crema de verduras hecha con vegetales bio recuperados antes de ser tirados a la basura en @togoodtogo_ me ha quedado deliciosa. En serio: cebolla, ajo, boniato, un poco de nabo, chirivía, un calabacín mini y tres berenjenas sin piel con un resto de caldo de verduras que hice yo misma la semana pasada: NO LO SABÍA PERO ESTÁ DE-LI-CIO-SO. Así que encima, buena madre hacedora de cremas de verdura que seguramente me devolverán en forma de ceño fruncido. Pero, eh, que no sea por no intentarlo. Qué ya he conseguido que les guste el brócoli salteado, las judías con patatas, las acelgas y la ensalada de espinacas.

Ea… Un día aburrido como cualquier otro. Pero a ver si pensabas que un autorretrato en forma de vídeos en plena pandemia y de una madre trabajadora de mediana edad iba a ser algo trepidante. Di que por lo menos son solo 30 segundos.

PD: Gracias por llegar hasta aquí. Eso sí es amor del bueno. Sólo por curiosidad, ¿me dejas un corazoncito del color que quieras en comentarios? Y si quieres me cuentas tú trepidante día a día, que seguro tiene emociones fuertes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s