El equilibrio de la vida

El equilibrio de la vida eres tú.
Son tus payasadas.
Son tus reflexiones de media noche.
Son tus sonrisas calladas a la luz del atardecer.
Son tus miradas cargadas de esperanzas.
Son tus bailes en la orilla de la playa.

El equilibrio de la vida eres tú en esencia. Sin juicios ni expectativas ajenas que cumplir. Solo tú y tus anhelos verdaderos. En ese equilibrio tuyo está tu felicidad. Todo lo demás es caerse en un pozo de sinsentido del que, a veces, no sabrás salir sin una mano amiga que te devuelva al equilibrio de la vida. Ese que tenías en tus genes de niño y que jamás debiste perder.

Recuerda, el equilibrio de la vida, eres tú. No el equilibrio del vecino, ni el de tu padre, ni el del maestro. Boca abajo, de espaldas, en estado zen o saltando. Tú sabes, en el fondo, cual es tu propio equilibrio… ¿Te has encontrado ya?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s