Las mujeres menstruamos: vamos a sacar del armario a “la regla”

Lo mismo os parece una asquerosidad, pero eso es parte del problema. Las mujeres tenemos la menstruación buena parte de nuestra vida. Pero la escondemos, para que no se note. La disimulamos, como si no dolieran las entrañas, como si no nos sintiéramos flojas o cansadas o apáticas o melancólicas. Traficamos con tampones y compresas como si fueran objetos prohibidos del mercado negro. Y eso que aquí las nubes huelen a no se sabe qué y hacemos en pino boca abajo cuando somos conscientes de nuestra maravillosa feminidad una vez al mes. Y eso que aquí no tenemos que escondernos en un zulo ni ser apartadas de la comunidad por sangrar.

Pasamos la vida negando la menstruación y temiéndola. Por si no viene cuando tiene que venir. Por si viene cuando desearíamos que su falta fuera síntoma de una nueva vida.

Y después de todo, la menstruación es vida. Significa que estás viva, mujer, que puedes dar vida, y eso es un milagro incluso para las que somos ateas.

Yo espero que en esta foto veáis belleza, como la veo yo.

Que veáis vida.

Que veáis aceptación.

Que por fin algo en vuestro interior os diga que no pasa nada si un día estás floja, que puedes decir con orgullo “tengo la regla”, que si te hinchas o lloras o comes chocolate como una adicta un día al mes, eso también forma parte de ti.

Después de todo, es maravilloso ser mujer. Y esta foto no es una asquerosidad, es una constación de vida.

PD: NO, la regla no tiene porque doler ni tienes que aguantar el dolor. Ve al médico.

No, no tienes porque sentirte exhausta, quizá tienes falta de hierro o sangras demasiado. Ve al médico.

No, la ovulación tampoco ha de doler.

No, el flujo no huele mal.

No, la regla no es grumosa ni negra. Es roja, líquida.

No, no es normal tenerla cada dos semanas ni cada tres meses – a menos que estés a punto de entrar en la menopausia.

No es normal ni de “histéricas” tener fuertes altibajos emocionales. Ante la duda, yo no soy una experta, pero leo, mucho, sobre mi cuerpo. Y solo tengo un consejo que dar: parece que “las cosas de mujeres” son menos importantes o “son así porque sí”. No, ve al médico si crees que algo no va bien.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s