Carta a mis Reyes Magos a los cuarenta (y tantos)

Queridos Reyes Magos: he sido buena, muy, muy, buena.

Quiero decir que este 2018 no me he peleado con nadie, seriamente, digo. Discutir, con argumentos, claro. Pero discutir solo una mijita de nada, insignificante para el cómputo de buenas acciones porque en el fondo me arrepiento y soy buena gente. ¿O es que vosotros sois perfectos?

Bueno, yo no soy perfecta y lo asumo. Eso también debe contar para el balance de buenas acciones, ¿a que sí?

He sido amiga, paño de lágrimas, invitada payasa en varias bodas, encargada de regalos y detallitos, organizadora de tinglados, madre a tiempo completo con más o menos suerte y con paciencia fluctuante pero siempre con mucho amor. He sido amante y compañera de visionado de series. Y la bisagra de la conciliación. Eso también.

Total, Sus Majestades, que he sido buena y por eso, para el 2019 pido cosas sencillas y mundanas que me ayuden a olvidar las zonas oscuras de un 2018 que por estos lares ha estado más o menos bien -entre bodas en el Caribe y el campo, viajes en familia y niños divertidos y cariñosos no nos podemos quejar, virgencita, virgencita…- pero que ha sido un terremoto en círculos allegados. Ahí va mi sencilla lista de deseos:

– Regálame atardeceres de colores que me quiten un poco el aliento y me recuerden que me queda mucho por dar y recibir.

– Si algún día bailo hasta el alba -de eso me pido un par de tazas- regálame también algún amanecer compartido de la mano de quién quiero besar y besar.

– Ya que estamos, regálame besos. Besos tiernos, besos de buenos días, besos intensos, besos infinitos, besos leves, casi como un susurro… Besos, besos y más besos. Entre abrazos. De saludo, de despedida. Porque sí. Robados. Pedidos. Besos y más besos.

Como veis pido poco, cosas mundanas pero que a final de año son las que cuentan. Espero que podáis con esta lista de deseos entre tantos niños y niñas pidiendo bicicletas, videojuegos y otros trastos acumulables.

PD: Queridos Reyes, si veis a Papá Noel decidle de mi parte lo buena que he sido y que si quiere regalarme un año de bailes y cenas para dos para el reencuentro y la llama y el amor, que yo me dejo. Y si no, pues ya me buscaré la vida 😉


One response to “Carta a mis Reyes Magos a los cuarenta (y tantos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s