Sube

Sube. Tú puedes. No mires atrás que da vértigo. La caída, y el pasado. Sube, mirando justo a la próxima piedra en que vas a agarrarte. Puedes mirar hacia el futuro lejano para ver la meta pero tampoco te obsesiones demasiado o te cansarás antes de llegar. Simplemente sube, una piedra detrás de otra, saca fuerzas de flaqueza, respira, disfruta de la ascensión… 

Sube, adelante, después de todo tienes tus cuerdas de seguridad: tus convicciones, tus deseos, tus apoyos y personas… Sube, y no mires atrás. Y si caes, lámete las heridas, reposa, y sube!!! 

PD: las fotos son de los mellizos en su última clase de escalada en Climbat. Algunos preguntan para qué sirve la escalada. A mí me parece que a parte de ser divertido transmite muchas lecciones valiosas en la vida. El reto, superarse, la fuerza y la agilidad necesarias pero que solas, sin cabeza ni objetivo no valen para nada, el valor de la seguridad, y la confianza en uno mismo y en los compañeros que te aguantan y evitan que caigas al vacío. Lecciones valiosas como estas. Enseña a subir. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s